Bótox contra la sudoración excesiva. Solución eficaz y definitiva.

Bótox contra la sudoración excesiva. Solución eficaz y definitiva.

  • 12/05/2019

Elimina la sudoración excesiva con Bótox.

Tenemos tres millones de glándulas sudoríparas que regulan la temperatura de nuestro cuerpo. Las personas más activas pueden llegar a sudar hasta cuatro litros, especialmente si son deportistas. El problema surge cuando se padece hiperhidrosis y se suda en exceso en situaciones de relajación y normalidad. Se calcula que en España más de 1.200.000 personas conviven con esta patología. Su causa es desconocida, aunque dos tercios de los pacientes tienen un familiar afectado. «No se sabe por qué afecta a unas personas y a otras no. Los datos sugieren que pueda existir una causa genética. Además, esta patología afecta por igual a hombres y a mujeres y se empieza a manifestar desde la infancia y la adolescencia», explica el doctor José Luis López Estebaranz, dermatólogo y profesor en la Universidad Rey Juan Carlos.

Pese a que su origen es desconocido, se cree que puede producirse por un sobre estímulo del sistema simpático, paralelo a la columna vertebral independiente de la temperatura ambiental. En sus formas más severas puede provocar hongos, descamación, mal olor, irritación y pigmentación de la piel y, sobre todo, afectar la calidad de vida de la persona.

Eta alteración se puede producir de forma primaria sin causa aparente o como consecuencia de la diabetes, la menopausia, la pubertad, alteraciones de la glándula tiroidea, hipófisis o por una enfermedad que afecte el hipotálamo, que es donde se encuentra el centro regulador de la temperatura.

Las personas con hiperhidrosis producen sudor en cantidades mucho más grandes de las necesarias para controlar su temperatura corporal, especialmente en las palmas de las manos, las plantas de los pies y las axilas.

Algo tan cotidiano como sudar puede convertirse en un auténtico problema en las actividades cotidianas y las relaciones sociales, hasta el punto de condicionar la elección del trabajo e, incluso, limitar su forma de vestir. Según un estudio realizado entre personas con esta patología, un 34 por ciento piensa que sudar excesivamente en público es peor que tener miedo escénico y un 30 por ciento cree que produce más vergüenza que tener acné o sufrir obesidad.

Los tratamientos tópicos con soluciones antitranspirantes que incluyan clorhidrato de aluminio hexahidratado son las medidas iniciales, pero en muchos casos son insuficientes. El doctor Javier Pedráz, dermatólogo del Hospital Universitario Quirón Madrid, explica que «los tratamientos más utilizados suelen ser las sales de aluminio, que en función de la concentración pueden ser más o menos efectivas. La terapia con iontoforesis es una opción para la sudoración en las palmas de las manos: consiste en sumergir las manos en agua a través de la cual pasa una corriente eléctrica muy suave. La inyección de toxina botulínica suele ser una de las mejores opciones ya que es un tratamiento eficaz, seguro y que se puede repetir un número indefinido de veces».

Revolución

Precisamente, el bótox se ha posicionado como una opción terapéutica de primera línea que cuenta con el aval médico.

La toxina botulínica tipo A aplicada de forma local intradérmica es el tratamiento que ha revolucionado el manejo de los pacientes con hiperhidrosis focal idiopática.

Se realiza de forma ambulatoria y dura entre 15 y 30 minutos. Sus efectos se mantienen en torno a siete meses y su eficacia es cercana al 100 por cien. Además, en las axilas el tratamiento es prácticamente indoloro. Dentro de la primera semana de tratamiento, ya es notoria la mejoría en la sudoración.

Los efectos duran algo menos en las palmas de las manos. Un segundo tratamiento es necesario cuando se empieza a notar una vuelta a la sudoración excesiva. Esto suele ocurrir pasados los 4-9 meses.

Incluso, y según las últimas investigaciones, tras tratamientos repetidos con toxina botulínica se logra aumentar la duración del efecto en más de un 20 por ciento. También se ha comprobado que en algunos pacientes, con el tiempo la hiperhidrosis disminuye espontáneamente. Pese a su seguridad, no se debe emplear en personas con enfermedades neurológicas específicas como la miastenia gravis, síndrome de Eaton Lambert ni en personas alérgicas a la albúmina.

En Clínica Dra Rigo Medicina Estética en Tarragona, te ayudaremos a eliminar tus problemas de sudoración excesiva. La doctora Rigo tiene formación específica en este tipo de tratamientos y en aplicación de las técnicas más avanzadas, disponibles en nuestra clínica de Tarragona.

Fuentes: seme, urv, uca, atusalud, larazon.es, dermacros


Clínica Dra. Rigo te ofrece tratamientos de medicina estética avanzada, integrando la nutrición y la micro nutrición para unos resultados sorprendentes, saludables y de mejora de tu bienestar físico y personal.

Yilian Rigo Rodríguez - Doctoralia.es

CLÍNICA DRA. RIGO

Rambla President Francesc Macià, 6 - Local 5
43005 Tarragona

977 176 829 / 617 084 436

Lunes a viernes
10:00 a 14:00
16:00 a 20:00